Buscar

Florencia, la cuna del arte – Días 8 y 9

Qué hacer en Florencia en 2 días

Seguimos con nuestro periplo italiano, y en esta ocasión nos tocaba visitar la ciudad que probablemente atesora más arte por metro cuadrado.

Aunque no nos consideramos unos grandes amantes de los museos, pero cuando uno está en Florencia hay ciertos museos que hay que ver sí o sí. Pero no sólo de museos vive Florencia, también tiene mucho más que vamos a intentar mostraos a continuación para una visita de un par de días.

Galería de la Academia

Fundada como la Academia de Bellas Artes en 1563, no fue hasta el año 1784 cuando comenzó a formarse la colección para ayudar a los estudiantes de dibujo.

Actualmente contiene un montón de obras de diferentes artistas, pero sin duda, si por algo es visitada esta Galería es por el archiconocido David, obra del inigualable Miguel Angel.

David de Miguel Ángel

Es una escultura que da la impresión de que en cualquier momento va a liberarse de sus ataduras de mármol para echar a andar. Supuso toda una revolución, ya que hasta la fecha, David siempre había sido representado como un muchacho pequeñito y con su zurrón a cuestas, mientras que Miguel Angel decidió darle un cambio radical, muy acertado a nuestro juicio.

Como siempre os recomiendo, deberéis sacar las entradas con antelación ya que las colas que se forman para entrar son kilométricas. La reserva la podéis hacer en esta web.

Saliendo de la Academia, os recomiendo que dirijáis vuestros pasos a la cercana Piazza della Santissima Annunziata. Y no es porque en esta plaza haya nada particular, sino porque tendremos una bonita fotografía de la cúpula de Catedral.

Vistas de la Cúpula de la Catedral

Piazza del Duomo

Considerada como uno de los “Tres Grandes” de Italia junto la Torre Inclinada de Pisa y el Coliseo Romano es sin duda alguna la zona más emblemática de Florencia.

En esta plaza destaca sobre todo lo demás tres impresionantes estructuras: el Duomo (o Catedral), el Campanile y el Baptisterio.

La construcción de la catedral comenzó en el año 1296 y se necesitaron nada más y nada menos que casi 150 años para finalizarla. La fachada de mármol blanco y verde fue construida en el siglo XIX para reemplazar la original que fue demolida.

Catedral de Florencia

Superado el impacto visual de la espectacular fachada, toca entrar a su interior y os sorprenderá el austero interior si lo comparamos con la fachada.

Interior de la Catedral de Florencia

Tras echar un vistazo al interior de la Catedral, toca subir a la cúpula. Diseñada por Brunelleschi, su construcción duró 14 años y se considera la obra maestra del genial arquitecto. Son 463 los escalones que nos separan de unas impresionantes vistas en 360 grados y en las que podremos admirar más de cerca la fantástica cúpula de ladrillo rojo.

Vistas desde la Catedral

Vistas desde la Catedral

Debéis tener en cuenta que actualmente es obligatorio hacer la reserva previa para subir a la cúpula. El precio del ticket es de 15€ (Marzo 2017) e incluye acceso a la Catedral, cúpula, baptisterio, cripta, campanile y Museo de la Ópera del Duomo. La reserva la podéis hacer desde esta web.

Cuando nosotros visitamos Florencia, no existía esta restricción por lo que podíamos comprar los tickets de forma individual. Es por esto que no entramos al campanile ya que preferíamos ver las vistas desde la Cúpula.

El Campanile no es ni más ni menos que el elegante campanario de la Catedral. Fue diseñado por Giotto en 1334 pero no pudo ver su obra acabada ya que falleció antes de que esta finalizase.

Campanile

Por último tenemos el Baptisterio. Se trata de un edificio de forma octogonal considerado como el más antiguo de la Piazza del Duomo. Al igual que el Campanile y la Catedral, está cubierto de mármol blanco y verde. Entre las personalidades que han sido bautizadas, encontramos a Dante, creador de la Divina Comedia. El edificio tiene tres puertas de acceso siendo la más conocida La Puerta del Paraíso. Dicha puerta fue creada por Lorenzo Ghiberti durante 26 años. Está compuesta de 10 paneles de bronce que representan escenas del Antiguo Testamento. Cabe destacar que estos paneles son copias, ya que los originales están actualmente expuestos en el Museo de la Catedral.

Baptisterio

Ponte Vecchio

Junto al Puente de Rialto en Venecia, se trata del puente más conocido de toda Italia. Data de 1345 y en él se instauraron en un primer momento los carniceros de la ciudad, que tiraban los desperdicios al río. En el siglo XVI, Fernando I de Médicis ordenó a los joyeros a trasladarse al puente para evitar los malos olores de los vertidos de los carniceros, y así sigue hoy en día.

Ponte Vecchio

Sigue en pie de milagro ya que fue el único puente que consiguió sobrevivir a los bombardeos de la II Guerra Mundial.

Ponte Vecchio

En uno de los extremos se puede ver el Corridoio Vasariano, que es un pasadizo cubierto que conecta el Palazzo Vecchio, los Uffizi y el Palazzo Pitti.

Ya en 1941, cuando Hitler visitó Florencia, Mussolini abrió nuevas ventanas en el puente para que el mandatario alemán pudiese admirar las vistas del río Arno.

Ponte Vecchio

Piazza della Signoria

Junto con la Piazza del Duomo, es la plaza más importante de Florencia. En tiempos de los romanos, la plaza contaba con instalaciones termales que fueron sustituidas paulatinamente por artesanos a principios de la Edad Media.

Entre los infinitos eventos que han ocurrido en esta plaza, cabe destacar la ejecución en la hoguera del monje dominico acusado de hereje. Una placa señala el lugar donde ocurrió.

Placa en Florencia

En la plaza destacan la estatua ecuestre de Cosme I, la Fuente de Neptuno y la copia del David de Miguel Ángel que se encuentra justo en la entrada del Palazzo Vecchio.

David de Miguel Angel

Palazzo Vecchio

Justo al lado del Palazzo Vecchio se encuentra la Loggia dei Lanzi que data del siglo XIV, donde se muestran distintas esculturas de la época. Este sitio debe su nombre a los guardaespaldas suizos de Cosme I que estuvieron aquí destinados.

Loggia dei Lanzi

Piazzale Michelangelo

Sin ninguna duda, se trata del mejor mirador que existe en Florencia. Las vistas que se obtienen de la ciudad florentina son sencillamente espectaculares. Si estáis en forma, podéis subir andando. Si no preferís subir por la empinada cuesta llena de escalones, los autobuses 12 y 13 os dejan en la misma plaza. Ya en la plaza tenéis bares y restaurantes para sentaos tranquilamente a tomar algo con unas inolvidables vistas. Además, también existe otra réplica del David de Miguel Ángel.

Florencia

Florencia

Somos conscientes de que Florencia tiene muchísimo más para ver como puede ser la Galería de los Uffizi, Santa María Novella, Santa Croce, pero creemos que para un par de días con lo que acabamos de comentar es suficiente.

Además, Florencia es mejor admirarla en sorbos cortos para no quedar saturado de tanto arte.

 

Posts Relacionados

2 thoughts on “

Florencia, la cuna del arte – Días 8 y 9

Qué hacer en Florencia en 2 días

  1. […] terminamos con Latitudes infinitas a Florencia, la cuna del arte: ¿qué hacer en la ciudad en dos días? Por supuesto, muchos museos y otros rincones inolvidables […]

    1. latitude

      Muchísimas gracias por la mención que hacéis en vuestro blog!! Espero que hayáis disfrutado con la lectura de esta entrada. Un saludo

Déjanos tu comentario