Buscar

Llegada a Madrid – Día 1

Desde Palacios Reales hasta templos egipcios

Llegaba por fin el tan ansiado día en el que comenzaba una nueva aventura. Una aventura en la que, por primera vez, íbamos toda la familia al completo: Laura, Daniel, Hugo y un servidor.

Esta aventura nos iba a llevar por tierras madrileñas, navarras, vascas y turolenses, tal y cómo ya os contamos en el planning detallado que escribimos en su momento.

Para hacer un viaje de 4 horas en coche con dos niños pequeños, lo importante es que vayan descansados para que no comiencen a llorar a los pocos minutos. Es por ello, que en esta ocasión no pusimos ningún despertador, muy a nuestro pesar, y simplemente nos limitamos a esperar a que los peques se despertasen para poner rumbo a nuestra nueva latitud.

Cuando se despertaron, tocaba la difícil tarea de meter todo en el coche, silletas, carricoches, maletas,… que hicieron que recordase mis tiempos mozos jugando al Tetris jajaja. (Algún día escribiré un artículo con todo lo que hay que tener en cuenta al viajar con bebés.)

Coche hasta los topes

Una vez que conseguimos embutir todo en el coche, ahora sí, poníamos rumbo a la capital: la vibrante Madrid.

En el trayecto, los peques se portaron genial y tan sólo tuvimos que parar una vez para descansar. Ni en nuestros mejores sueños.

A eso de las 14:00 de la tarde llegábamos a nuestro hotel de Madrid : Novotel Madrid Puente de la Paz . Gracias a mis continuos viajes por motivo de trabajo a Brasil, he acumulado un montón de puntos en la cadena de hoteles Accor Hoteles por lo que dicho hotel me salió prácticamente gratis (cuando termine todos los artículos del viaje, haré un artículo especificando el presupuesto final del viaje).

Llegados al hotel, la prioridad eran los niños, así que calentamos los potitos y biberones necesarios y nosotros nos hicimos un par de sandwiches en la habitación. A las 16:00 ya estábamos en la estación de metro más cercana al hotel, dispuestos a coger un tren que nos dejase en nuestro primer destino: la Plaza de España.

La ruta que hicimos este día fue algo parecido a la siguiente:


* Si pincháis en el icono situado arriba a la izquierda se os desplegará un panel con el nombre de cada punto

Información práctica del metro de Madrid

  • Dispone de 12 líneas de metro normal, 3 líneas de metro ligero y un ramal que va de la estación de Ópera hasta Príncipe Pío, lo cual hace que sea prácticamente imposible ir a algún punto de la ciudad que no tenga una parada de metro cercana. Aquí podéis ver un documento pdf con la red del metro al completo.
  • Cada línea tiene un horario diferente, así como un intervalo entre trenes diferente. En este enlace podéis ver ambas cosas para todas las líneas
  • Debéis saber que no todas las estaciones de metro disponen de ascensores, por lo que, si viajáis con carricoches, podéis encontraros con la desagradable sorpresa (como nos pasó a nosotros) de que vuestra estación más cercana no disponga de ellos. Si queréis saber si una determinada estación dispone de ascensor podéis llamar al Centro Interactivo de Atención al Cliente (CIAC) al 91 779 63 99. Otra alternativa es mirar en este enlace las características de cada estación. Nosotros lo que hicimos fue cargar con los carricoches por las escaleras ya que la estación más cercana con ascensor nos pillaba lejos.
  • En función de la ruta que hagáis, el precio del billete puede ser diferente. Si vais a utilizar el metro bastante, debéis saber que tenéis un ticket válido para 10 viajes (que se puede compartir entre varias personas) que hará que os ahorréis algún euro. Para conocer todos los precios, visitad el siguiente enlace.

Eran las 16:30 cuando ya estábamos bajo los 35ºC que caían en ese momento en Madrid. Lo bueno de vivir en Murcia es que estas temperaturas no nos asustan en absoluto jeje.

Al llegar a la Plaza de España, lo primero hacia donde se desvía la mirada es al monumental Edificio España.

Edificio España

 Su construcción comenzó en 1948 para finalizar 5 años después. Los arquitectos e ingenieros fueron los hermanos Otamendi. El edificio nació con la intención de ser un emblema del país que demostrase al mundo que España había conseguido salir de la posguerra. En sus 25 plantas, el edificio contaba con viviendas, oficinas, galerías comerciales, tiendas, bares y hasta el mítico Hotel Plaza. En el año 2005 el edificio fue puesto a la venta. Durante estos últimos años, ha ido pasando de mano en mano hasta que finalmente el edificio ha caído en manos de la cadena de hoteles Riu que ha proyectado un espectacular hotel en todo el edificio. En este enlace podéis ver el futuro hotel.

Es imposible no mirarlo y no escudriñar con detalle el majestuoso edificio que a punto estuvo de ser derribado debido a nuestros queridos políticos.

Vista general del Edificio España

Justo enfrente del edificio tenéis la bonita Plaza de España que ofrece un agradable paseo desde el que observar el edificio desde casi cualquier ángulo. Aparte de dar un paseo por la plaza, podréis observar en la misma el Monumento a Cervantes. Dicho monumento fue levantado en 1916 para conmemorar el 300º aniversario de la muerte del gran escritor. En el monumento se puede ver a los que sin duda han sido los mejores profetas de las obras de Cervantes: Don Quijote y Sancho Panza. (¿Habéis visto ya el día en el que conocimos a los temibles gigantes, enemigos de Don Quijote?)

Monumento a Cervantes en la Plaza de España

Si vais con niños, este parque es ideal para hacer un alto en camino y que los más pequeños de la casa corran y jueguen un rato.

Hay tiempo para todo

Tras un pequeño descanso en la plaza, cruzamos la calle de Bailén para encontrarnos con unos espectaculares jardines: Los Jardines de Sabatini.

Jardines de Sabatini

Son unos jardines situados en el lugar que ocupaban antiguamente las caballerizas construidas por Sabatini para el Palacio Real. Son numerosas las estatuas de mármol que se ubican en dichos jardines. Como curiosidad cabe destacar que varias de estas esculturas estaban destinadas a las cornisas del Palacio, pero finalmente se optó por situarlas en los jardines. Lo que más destaca de los jardines es el bonito estanque central, lugar ideal para ver cómo la puesta de Sol cambia las tonalidades de las esculturas de mármol que allí se encuentran.

Con el solazo que estaba cayendo en Madrid, la visita a estos jardines nos vino de perlas. Tras dar un pequeño paseo, llegamos hasta el estanque principal de los jardines desde donde se obtienen unas espectaculares vistas de la fachada Norte del Palacio Real.

Obvia decir que somos partidarios de un turismo responsable. Por “responsable” me refiero a un turismo que respeta todo aquello que visita y que intenta interferir lo menos posible en los monumentos y enclaves turísticos. Me entra un “no se qué” por el cuerpo cuando veo a algún turista tocando un cuadro de un museo, tirando algún papel al suelo en una ciudad, o metiéndose en un estanque digamos de…los Jardines de Sabatini. Eso fue lo que nos encontramos allí, gente con los pies metidos en el estanque e incluso gente andando por el mismo. Toda una falta de respeto al sitio que se visita.

 

La gente no respeta nada

Tras un paseo por los jardines tocaba el turno del gran Palacio Real. No estaba en nuestros planes visitarlo por dentro ya que se iba a hacer demasiado pesado para los dos peques así que nos limitamos a deleitarnos con su preciosa arquitectura.

Palacio Real

Aunque ostenta el título de residencia oficial de la Familia Real Española, no es aquí donde viven los Reyes, sino que lo hacen en el Palacio de la Zarzuela.

La construcción del edificio comenzó en el año 1738 prolongándose las obras durante diecisiete años. Carlos III fue el primer inquilino del Palacio Real. Cabe destacar que el Palacio se construyó exactamente en el mismo lugar en el que se había levantado el Palacio de los Austrias, destruido por un incendio en la Nochebuena de 1734.

En su visita lo más destacable son:

  • Salones Oficiales

Decorados hasta el más mínimo detalle, destaca entre todos el Salón del Trono.

  • Real Botica

Construida durante el reinado de Felipe II, fue concebida como un apéndice del Palacio. En la actualidad, la farmacia conserva el aspecto que tuvo originalmente. Muchos de los frascos son originales del siglo XVII – XVIII

  • Armería Real

Leemos por internet que, junto con la armería Imperial de Viena, es considerada como una de las mejores del mundo. Entre las piezas más destacadas se encuentran las armaduras originales de Carlos V y Felipe II.

Salimos de los jardines de Sabatini por la Calle de Bailén enfilando el majestuoso Palacio. Pasados unos metros, el edificio se levantaba ante nosotros. Cuando llegábamos al Palacio, un precioso tiovivo, que parecía venido directamente del siglo XIX nos daba la bienvenida. Entre el Palacio Real y el tiovivo de aspecto antiguo, solamente faltaba ver a señores vestidos de traje y sombrero, y a señoras con sus pomposos vestidos para pensar que habíamos retrocedido en el tiempo.

Preciosa combinación tiovivo-Palacio Real

Tras ver el bonito tiovivo, seguimos andando para ver más de cerca el Palacio. Aunque ya lo habíamos visto en ocasiones anteriores, es un edificio que nos sigue sorprendiendo por su colosal tamaño.

Fachada lateral del Palacio Real de Madrid

Seguimos andando bordeando la fachada del Palacio hasta llegar a la Plaza de la Armería. En dicha plaza podemos ver a un lado la entrada principal del Palacio Real y al otro lado, otro de los símbolos de la ciudad, la Catedral de la Almudena.

Había una cola tremenda para entrar al Palacio por lo que, sumado a que no creíamos oportuno entrar con los dos bebés, nos hizo decantarnos finalmente por no entrar al Palacio. No obstante, os dejo la información de los horarios y los precios.

Horarios y Precios de visita del Palacio Real

Horario de invierno (octubre a marzo): de 10:00 a 18:00*

Horario de verano (abril a septiembre): de 10:00 a 20:00*

En cuanto a los precios, hasta el 7 de Enero de 2018 el precio es de 11€ debido a que incluye la visita a una exposición centrada en la figura de Carlos III. A partir de dicha fecha, el precio pasa a ser de 10€. Se puede hacer una visita guiada por un suplemento de 4€**.

Podéis ampliar esta información en la web oficial.

* La taquilla cierra una hora antes.

** No es posible realizar una reserva de la visita guiada por internet. Hay que hacerlo in situ en la taquilla.

Estuvimos dando una vuelta a la Plaza de la Armería y tomando fotos tanto de la fachada principal del Palacio como de la fachada principal de la Catedral. Para quien no lo sepa, o no se acuerde, en esta Catedral es en donde contrajo matrimonio el actual Rey de España, Don Felipe VI.

Fachada principal de La Almudena

Catedral de la Almudena

Ostenta el título de Catedral desde el 15 de Junio de 1993, fecha en la que el Papa Juan Pablo II la consagró como tal, pasando a ser la única catedral española consagrada por un Papa.

Su construcción comenzó en Abril de 1883 por orden del rey Alfonso XII. El arquitecto fue Francisco de Cubas.

A diferencia de otras catedrales, en la Almudena mandan las líneas rectas, un interior que nos recordó a la Catedral de Praga que visitáramos allá por el año 2012.

Queríamos entrar a ver la Catedral por dentro, pero vimos que la puerta principal (la que está justo enfrente del Palacio) estaba cerrada, así que pensamos que ya no estaba abierta al público. Comenzamos a recorrer la catedral por la fachada que da a la Calle Bailén y cuál fue nuestra sorpresa al ver que una puerta lateral estaba abierta. Y es que, el acceso general al público se hace por la fachada lateral y no por la principal.

Horario y precio de la visita a la Catedral

En los meses de verano, el horario es de 10:00 a 21:00 de Lunes a Domingo.

En cualquier otra época que no sea verano, el horario es de 09:00 a 20:30 de Lunes a Domingo.

El acceso a la Catedral es gratuito.

Una vez dentro, la Catedral no nos pareció excesivamente llamativa. Más bien al contrario, la vimos demasiado sobria en comparación con otras que hemos conocido a lo largo de nuestros viajes.

Sobrio interior de La Almudena

Lo que sí encontramos precioso, como siempre, fue el órgano situado en la Catedral. Estos instrumentos de música nos parecen auténticas obras de arte debido a su aparente complejidad. El de la Almudena en concreto, es bastante moderno ya que fue construido en el año 1999 por el constuctor Gerhard Grenzing.

Precioso órgano de La Almudena

Llegaba la hora de la puesta de Sol. Decimos esto porque habíamos leído por internet, que no nos debíamos perder bajo ningún concepto un atardecer visto desde uno de los iconos de la ciudad: el Templo de Debod.

Templo de Debod

Es un templo originario de Egipto con una antigüedad estimada de 2200 años. Fue un regalo de Egipto a España por la colaboración de España con la salvación de los templos de Nubia. Estos templos estaban condenados a desaparecer bajo las aguas con la construcción de la presa de Asuán. Finalmente, se consiguió recaudar fondos para trasladar todo este complejo de templos a una zona que fuese anegada por el agua.

Ya en Madrid, el templo fue inaugurado el 20 de Julio de 1972. Su reconstrucción fue complicada debido a que algunas piedras se perdieron por el camino…

Actualmente es posible acceder al templo de manera gratuita. El horario lo podéis consultar en este enlace.

Tras un pequeño paseo desde la Almudena, en 10 minutos escasos ya estábamos a los pies del templo egipcio. Aunque no es muy grande, impone saber que estás ante una estructura de más de 2000 años. El conjunto consta de dos arcos que preceden al templo principal. Este santuario está consagrada al dios Amón de Debod.

La verdad es que conforme iba cayendo la luz solar, el templo cada vez emanaba más belleza. Lamentablemente cuando llegamos, el templo ya había cerrado por lo que no pudimos acceder al interior. No obstante, si os ocurre lo mismo que a nosotros no os preocupéis ya que los exteriores son muy bonitos y seguro que os dejarán un buen sabor de boca.

Decimos adiós al día en el templo de Debod en Madrid

Para ser el primer día, no queríamos darles más paseos a los niños así que nos retiramos al hotel. Madrid ya nos había conquistado.

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario