Buscar

Planning de un Crucero por el Mar Báltico

Doce días conociendo las maravillas del Báltico

Tal y como adelantábamos en nuestro anterior artículo, este verano iremos a conocer las maravillas que ofrecen las ciudades asomadas al frío Báltico.

Será un viaje de doce días en el que nos dará tiempo a patear ciudades, conocer localizaciones vikingas e incluso pasear por la calle más antigua de Suecia, que por cierto, no se encuentra en Estocolmo.

Un viaje en el que probaremos por primera vez cómo es viajar a bordo de una ciudad flotante, con todo lo que ello supone, con sus bondades y sus defectos.

Nuestro barco en el crucero por el mar báltico

Comenzaremos visitando Estocolmo. Según comentan, una de las ciudades más bellas de Europa. Una ciudad dividida ni más ni menos que en 14 islas en donde Gamla Stan actúa como abanderada de las otra 13. Estando en Estocolmo, haremos un par de escapadas en barco. Primero nos acercaremos a conocer un yacimiento vikingo en la isla de Birka, donde intentaremos aprender algo más acerca de esta curiosa civilización. También desde Estocolmo, nos iremos a una de las primeras ciudades establecidas en Suecia, Sigtuna. Una ciudad muy coqueta que posee la calle más antigua de Suecia.

Tras conocer Estocolmo y sus alrededores, embarcaremos en la que será nuestra casa durante 8 noches. El día del embarque y el día siguiente los dedicaremos por completo a conocer las instalaciones del barco y es que, tras tres días yendo de un lugar para otro, creemos que es necesario descansar para que los peques no se aburran y poder dedicar estos dos días a que ellos también disfruten del viaje

Tras nuestro reposo en la mole de acero, arribaremos a la capital de Finlandia, Helsinki. Aquí apenas tendremos unas horas para conocer lo más detallado de esta ciudad. Volveremos a embarcar para dirigirnos a nuestro siguiente destino, San Petersburgo, la ciudad de los zares. Aquí tendremos dos días para conocer esta bella ciudad, aunque no lo podremos hacer a nuestro aire. Y es que, para visitar Rusia es necesario visado. Sin embargo, para los cruceristas existe la opción de poder visitar la ciudad sin necesidad del dichoso visado….pero eso sí, las dos condiciones obligatorias es que duermas en el barco y que vayas de la mano de una excursión guiada.

Tras conocer la Perla del Báltico, llegaremos a una ciudad a la que le tenemos unas ganas tremendas, Tallinn. Según dicen es una preciosa ciudad rodeada de torreones de piedra en donde sólo faltan dragones sobrevolando la ciudad y bellas princesas asomadas por los ventanales. Vamos, una ciudad de cuento.

Todo lo bueno llega a su fin, y por lo tanto el último paso será regresar a nuestro punto de partida, Estocolmo, en donde intentaremos dar un paseo por la isla de Djugarden, la cuál posee unos interesantísimos museos como el Skansen, que es un museo al aire libre.

¿Comenzamos?

¿Cuando nos iremos?

La aventura comenzará el día 16 de Julio y finalizará el día 29 de Julio. Serán por lo tanto casi dos semanas que nos servirán para desconectar de la rutina, algo muy necesario para cualquier persona.

Planning

16 de Julio

Día en el que comienza el viaje. Este día simplemente lo aprovecharemos para ir a Barcelona (desde donde sale el vuelo al día siguiente) y pasar la tarde en la piscina del hotel. ¡¡Qué mejor que comenzar el viaje pegándonos un chapuzón con los peques!!

Piscina del hotel donde nos alojaremos

* Foto obtenida de Destinia

17 de Julio

Podríamos decir que este día es cuando comienza el viaje de verdad. Un vuelo de Vueling nos llevará desde el aeropuerto de El Prat en Barcelona, hasta el aeropuerto de Arlanda en Estocolmo. Será el estreno de Hugo en avión … ¡esperemos no desesperar mucho al resto de pasajeros!

Una vez llegados al hotel, simplemente dedicaremos la tarde a dar un paseo y estirar las piernas, tomando un primer sorbo de esta bella ciudad.

18 de Julio

Estocolmo está dividida en 14 islas, siendo Gamla Stan la más conocida y la que alberga lo más característico de la ciudad (con el permiso de la isla de Djugarden). Pues bien, este día lo dedicaremos a recorrer la pequeña Gamla Stan, donde la visita al Palacio Real de Estocolmo será la visita estrella del día. Pero no nos conformaremos solo con esto. Queremos conocer también la iglesia más antigua de Estocolmo, la Catedral de San Nicolás, cuya primera referencia escrita aparece ni más ni menos que en el año 1279.

Palacio Real de Estocolmo

* Foto obtenida de Flickr

Por supuesto también recorreremos con calma, las plazas y calles más pintorescas de la isla, en donde destaca la Plaza Mayor (Stortorget en sueco) así como la calle más estrecha de Estocolmo, Mårten Trotzigs Gränd.

Para finalizar el día, tomaremos un barco desde uno de los muelles de la ciudad que nos llevará, en una visita panorámica, a conocer desde el agua el archipiélago de Estocolmo.

19 de Julio

Fundada hace más de mil años (concretamente en el año 980), Sigtuna es una de las ciudades que más importancia tuvo en el antiguo reino de Suecia.

Conocida por su perfecta ubicación (junto al lago Mälaren), sus pintorescas casas de planta baja y su calle peatonal (según dicen, la más antigua de Suecia) es una visita obligada si se disponen de días suficientes.

Calle principal de Sigtuna

* Foto obtenida de Flickr

Un barco nos llevará desde uno de los muelles de Estocolmo a esta pequeña ciudad en un trayecto que es en sí mismo una atracción turística, ya que las vistas del archipiélago merecen mucho la pena.

20 de Julio

Si por algo es conocida Suecia es por su antepasado vikingo, los cuales sembraron de terror y sangre el norte de Europa.

Uno de los mejores lugares para conocer de cerca esta ancestral civilización se encuentra en la ciudad vikinga de Birka.

Aunque hoy en día apenas quedan en pie unos pocos restos de lo que fuera una de las ciudades vikingas más próspera de toda Suecia, es una visita altamente recomendable para acercarse a dicha cultura.

Pueblo vikingo de Birka

* Foto obtenida de Flickr

Nuevamente, nuestro medio de transporte será un barco, el cuál nos llevará desde Estocolmo a Birka. Allí, un guía nos explicará con detalle la peculiar forma de vida de estos temibles enemigos.

21 de Julio

Llega el día en el que comienza el gran objetivo del viaje, el crucero por el Báltico.

En este día embarcaremos en la que será nuestra casa flotante durante siete días, el crucero Costa Mágica de la compañía italiana Costa Cruceros.

Aunque este día es el día oficial de inicio del crucero, no será hasta el día 22 cuando este zarpe del puerto. Inicialmente habíamos pensado dejar las maletas en nuestro camarote y acto seguido volver a bajar del barco para visitar la isla de Djugarden. Pero puesto que los niños ya llevarán 3 días de viaje a cuestas, creemos necesario hacer un pequeño alto en el camino y disfrutar de las instalaciones del barco. De esta manera, este día simplemente lo dedicaremos a pasear por el barco y familiarizarnos con el.

22 de Julio

Sin ninguna duda, este será el día más tranquilo del viaje, ya que es un día dedicado por completo a la navegación del crucero para llegar desde Estocolmo a Helsinki. Al igual que haremos el día anterior, aprovecharemos este día para conocer a fondo el barco y disfrutar de las posibles actividades programadas. ¡¡Veremos qué es lo que este barco puede ofrecernos!! 

23 de Julio

Venimos de dos días de descanso a bordo del crucero, así que el cuerpo ya nos pide marcha. Este será el día en el que lleguemos a Helsinki. Aunque no tenemos muchas horas disponibles en la ciudad, intentaremos aprovecharlas al máximo.

Siempre hemos dicho que nos encanta visitar los mercados de las ciudades que visitamos ya que es donde realmente se ve el día a día de los habitantes de la ciudad. Helsinki no será una excepción y lo primero que haremos será visitar el Mercado Viejo, próximo al puerto, donde intentaremos probar algún producto típico del lugar. Por supuesto, también visitaremos el Mercado de Pescado e igualmente, probaremos algún bocado típico.

Anoche en Helsinki

Además, en cualquier visita a Helsinki, no puede faltar una visita al centro neurálgico de la ciudad, su Plaza del Senado, donde la Catedral luterana es el edificio más representativo.

24 y 25 de Julio

Llegamos a la perla del Báltico, San Petersburgo, una ciudad en la que tenemos unas altas expectativas ya que solo leemos maravillas de esta ciudad.

Lamentablemente no la podremos visitar por nuestra cuenta ya que, de hacerlo así, necesitábamos sacar visados para los 4, con todo el papeleo que ello conlleva.

Sin embargo, para los cruceristas, no es obligado sacar visado siempre y cuando duermas en el barco (estaremos dos días allí) y contrates una visita guiada con alguna compañía rusa.

Tras investigar un poco, dimos con una compañía que goza de buena fama, Shorex. Esta compañía ofrece un montón de excursiones disponibles sea cual sea el crucero en el que venís.

Catedral de la Sangre Derramada, San Petersburgo

En concreto, la excursión que nosotros hemos contratado nos llevará durante dos días a descubrir lo más conocido de San Petersburgo.

El Museo de Ermitage, el Parque de Peterhof, el Palacio de Catalina, la Fortaleza de San Pedro y Pablo y la Catedral de la Sangre Derramada son lugares que descubriremos con nuestro guía ruso. Además, surcaremos los canales de la ciudad en un pequeño baro.

De igual manera también está incluida una excursión nocturna para ver los puentes levadizos, aunque creo que no la vamos a hacer debido a que el horario es de 23:00 a 02:00, y no creemos que sea la mejor hora para ir con dos niños pequeños. Cosas de padres jeje.

26 de Julio

Llegamos a la que, junto con San Petersburgo, sea posiblemente la ciudad más bonita de cuantas vamos a visitar en este viaje, Tallinn.

Dividida en dos, la parte alta y la parte baja, Tallinn permite tanto pasear a pie de calle en la conocida como parte baja, como poder verla desde las alturas en la conocida como parte alta.

En la parte baja, pasearemos por la encantadora Plaza del Ayuntamiento, donde el Ayuntamiento con su pasillo de soportales es la estampa más típica de dicha plaza.

Tallin vista desde las alturas

Por supuesto, también pasearemos tranquilamente por la zona amurallada contemplando esas esbeltas torres de las que tanto hablan todo el mundo.

Una vez conocidas las calles más pintorescas de la ciudad, nos encaramaremos a la zona de la parte alta. Concretamente, queremos observar la ciudad desde el Mirador Patkuli, desde el que se pueden observar las mejores panorámicas de la ciudad. ¡¡Qué ganas tenemos de ver esta fantástica ciudad!!

27 de Julio

Todo lo bueno llega a su fin. Tras seis días descubriendo las maravillas y bondades del Báltico y de las ciudades asomadas a este, llega el momento de volver a la ciudad de origen, Estocolmo.

Aunque este día llegamos a Estocolmo, técnicamente el crucero no acabará hasta el día siguiente, por lo que aprovecharemos este día para terminar de ver Estocolmo. En concreto, visitaremos la isla de Djugarden.

Lo que más ganas tenemos de hacer en esta isla es visitar el Museo Vasa. Dicho museo está dedicado a la historia de un barco de guerra sueco del mismo nombre que el museo. Lo curioso/gracioso de este barco es que…nunca llegó a navegar (o casi), ya que se hundió el mismo día de su viaje inaugural a poco más de un kilómetro de la costa, debido a la inestabilidad del barco.

También queremos visitar un acuario existente en dicha isla para que, tanto Daniel como Hugo, encuentren el día lo más atractivo posible.

Además visitaremos el museo Skansen, conocido por ser un museo al aire libre en el que poder ver cómo era la forma de vida de los habitantes de la ciudad hace unos cuantos cientos de años.

Por último, volveremos al barco para pasar, ahora sí, nuestra última noche a bordo.

28 y 29 de Julio

Ahora sí, el viaje toca su fin. El día 28 simplemente será un día de vuelta a Barcelona en el que tomaremos un avión que nos lleve de Estocolmo a la ciudad condal. El día 29, tocará cargar todo en el coche y comenzaremos nuestro descenso a tierras murcianas.

Coche hasta los topes

Tenemos unas expectativas muy altas en este viaje. Como veis, hemos intentado mezclar días de muchas visitas con otros días de relax y algo más relajados. Creemos que esta es la clave para poder viajar con niños. Como siempre, a la vuelta os contaremos todo acerca de nuestra ya cercana aventura!!

Posts Relacionados

2 thoughts on “

Planning de un Crucero por el Mar Báltico

Doce días conociendo las maravillas del Báltico

  1. ¡Hola familia!
    La verdad, y pese a las reticencias que ya he mostrado y he explicado sobre los cruceros, el plan parece bueno y pinta bien. Espero que lo disfrutéis a tope y que luego nos los relatéis.
    Justo al pisar tierra vosotros, es cuando nosotros emprendemos aventura: 29 de julio. No veo el momento!!!!
    Un besazo enorme.

    1. latitude

      A ver qué tal va el crucero. Por lo menos, queremos probarlo en nuestras carnes jaja.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.