Buscar

Venecia, la ciudad de los mil canales

Qué ver en Venecia en 1 día

Si hay una ciudad en Europa radicalmente distinta a lo que estamos acostumbrados, esa es Venecia. Cuna de grandes familias, su gran atractivo turístico son sus innumerables canales que sustituyen el asfalto por el agua.

Estamos hablando de una ciudad que pasó de ser independiente, a pertenecer a austríacos, franceses y finalmente italianos.

Una ciudad que llegó a tener el puerto más poderoso del mundo gracias a sus relaciones con Constantinopla.

Una ciudad que vio cómo se trasladaba a sus dominios el cadáver  del apóstol San Marcos.

Una ciudad conquistada por el mismísimo Napoleón.

Si tenemos en cuenta todo esto, a nadie se le escapa que los vestigios históricos que posee la ciudad son muchísimos, y cualquier rinconcito de la ciudad cuenta una pequeña historia.

Durante nuestro paso por Italia, tuvimos la fortuna de poder visitar la ciudad durante un día completo, así que vamos a intentar trazar un plan de visita en el caso de permanecer un día en la Venecia.

Gran Canal

Es el principal canal de la ciudad y el más ancho de todos. Este canal divide en dos a la ciudad durante sus 4 kilómetros de longitud.

Gran Canal de Venecia

A pesar de esta longitud, tan sólo existen 4 puentes que lo cruzan de orilla a orilla:

  • Puente Rialto

Es el puente más antiguo de todos y el más encantador.

Puente de Rialto

  • Puente de la Academia

Actualmente construido en madera, originalmente era de hierro.

Puente de la Academia

  • Puente de los Descalzos

También conocido como Puente de la Estación por su cercanía a la Estación de Trenes de Santa Lucía.

  • Puente de la Constitución

Es el más moderno y el más controvertido, ya que su diseño, obra de Santiago Calatrava, no contemplaba acceso a las personas minusválidas.

La mejor manera de recorrer el Gran Canal es en algún vaporetto que hace paradas en ambas orillas del Canal. Durante el trayecto, podréis contemplar los palacios que se asoman al Canal. También podréis ver cómo las personas hacen su vida en el Canal, transportando mercancías, haciendo mudanzas, etc… Toda una gozada para la vista.

Gran Canal

Plaza de San Marcos

Sin duda alguna, junto con el Gran Canal, se trata del corazón de Venecia. Construido en el siglo IX, podemos afirmar que es una de las plazas más bonitas del mundo. Hasta el mismísimo Napoleón quedó prendado de la plaza al afirmar que “era el salón más bonito de Europa”.

Los 3 edificios más característicos de la plaza son:

  • La Basílica de San Marcos
  • El Palacio Ducal
  • El Campanario de la Basílica

En la entrada de la plaza, podremos admirar las columnas de San Marco y San Teodoro, que fueron levantadas en 1172 en el lugar en el que se celebraban las ejecuciones públicas.

Columnas San Marco y San Teodoro

Además, la plaza se encuentra animadísima a cualquier hora del día en que la visites. Sus múltiples cafés (con precios prohivitivos) con sus terrazas en la plaza mientras una banda de música ameniza tu descanso es algo que no olvidarás jamás.

Plaza de San Marcos

Por si todo esto fuera poco, debéis saber que esta plaza es el punto más bajo de la ciudad, por lo que cuando sube la marea (fenómeno conocido como acqua alta) la plaza queda anegada haciendo, aún más si cabe, la visita a la plaza algo muy especial. Si queréis saber cuando el agua tomará posesión de la plaza, podéis visitar la siguiente web. En teoría, el acqua alta se alcanza cuando el nivel del agua sube 0.9 metros.

Basílica de San Marcos

Su construcción comenzó en el año 828 para albergar el cuerpo del apóstol San Marcos. Con el paso de los años, la Basílica fue creciendo en cuanto a decoración se refiere debido a que una antigua ley veneciana imponía un tributo a los mercaderes que habían realizado negociosos fructíferos. De ahí, que actualmente se puedan observar objetos de diferentes épocas y culturas adornando la basílica.

Basílica de San Marcos

La Basílica que vemos actualmente no es la original, ya que esta fue quemada durante un motín en el año 975. Lo que vemos hoy en día es una reconstrucción llevada a cabo por arquitectos y obreros de Constantinopla. De ahí que la actual Basílica tenga un estilo bizantino que, junto con todos los adornos occidentales, llama poderosamente la atención.

Del exterior, cabe destacar los 4 caballos de cobre dorado expuestos en la terraza de la basílica (justo encima del arco principal). Si bien, estos caballos son solamente copias. Los originales se encuentran en el Galería de la Basílica. Los caballos fueron saqueados del hipódromo de Constantinopla durante la Cuarta Cruzada en el año 1204.

Del interior, lo que más destaca son los innumerables mosaicos dorados que nos cuentan pasajes de la Biblia.

El interior tiene la luz justa para que el dorado de los mosaicos brille en todo su esplendor.

Importante

  1. No es posible acceder con mochilas al interior de la Basílica. Han habilitado una consigna que se encuentra en la Piazzetta dei Leoncini (si miráis de frente la fachada principal de la Basílica, la plaza que queda justo a la izquierda de la mimsa) donde podréis dejar la mochila de manera gratuita.
  2. Aunque la entrada a la Basílica es gratuita, las colas que se forman son kilométricas por lo que es conveniente realizar la reserva previa. Esta reserva tiene un coste de 2€, pero merece la pena ya que os ahorraréis bastantes minutos a pleno Sol. La reserva la podéis hacer aquí. Acordaos de llevar con vosotros el voucher que recibiréis por email para poder entrar sin hacer cola.
  3. Aparte de la Basílica, también podéis visitar el Museo, la Pala de Oro (retablo de piedras preciosas) y el Tesoro (tesoro bizantino de oro y plata procedente del saqueo de Constantinopla). Los precios para estas visitas son de 5€, 2€ y 3€ respectivamente y no es posible realizar la compra online, sino que tendréis que sacar los tickets in situ.

Ponte Rialto

Tal y cómo hemos dicho antes, se trata del puente más antiguo que cruza el Gran Canal. Es obra del arquitecto Antonio da Ponte entre los años 1588 y 1591. Aunque el que podemos ver actualmente no es el puente original, ya que este fue realizado en madera.

Este puente original de madera primero fue incendiado durante una revuelta y más tarde se derrumbó a causa de la multitud de gente que se subió al puente para ver un desfile naútico. Fue en 1503 cuando se presentó la primera propuesta para realizar un puente de piedra.

Puente Rialto

El nombre del puente viene de un antiguo mercado que se celebraba a orillas del puente: el Mercado de Rialto. Debido a la cercanía del mercado con el puente, finalmente este adoptó el mismo nombre que el mercado.

El mercado todavía existe, si cruzáis el puente desde el lado de San Marcos, giráis a la derecha bordeando el Gran Canal y llegaréis al Campo de la Pescaria que es donde está el mercado. Abre todos los días de 9 a 12 de la mañana.

Campanile de San Marcos

Como su nombre indica, es el campanario de la Basílica de San Marcos. Se trata del edificio más alto de Venecia y, cómo podéis suponer, desde el obtendréis las mejores vistas de la ciudad.

Vistas desde el Campanile

Lo curioso de esta torre es que dispone de 5 campanas, y cada una de ellas tenía una funcionalidad:

  1. La Marangona. Es la campana más grande y se tocaba cuando empezaba y acababa la jornada laboral.
  2. El Maleficio. Es la más pequeña y es la que anunciaba las condenas a muerte.
  3. La Nona. Es la que tocaba a las nueve.
  4. La Trottiera. Servía para llamar a los miembros para que fuesen a la Cámara del Consejo.
  5. La Mezza terza. Servía para anunciar una sesión del Senado.

Vistas desde el Campanile

Vistas desde el Campanile

La torre que vemos en la actualidad no es la original ya que esta se derrumbó en 1902. La que vemos hoy en día se construyó tras su derrumbe siguiendo el mismo esquema que la original.

Campanile

Callejear por Venecia

Probablemente sea lo mejor de la ciudad. Simplemente dejaos llevar por vuestros pies y perdeos por la ciudad. En cualquier rincón tendréis preciosas estampas.

Un canal cualquier en Venecia

Y es que la ciudad está plagada de puentes que cruzan sus estrechos canales por los que circulan los gondoleros que harán la delicia de vuestra cámara de fotos.

Callejeando por Venecia

Pero sin duda, lo que no debéis dejar de hacer es volver al Puente de Rialto por la noche para contemplar la que posiblemente sea la estampa más bella de la ciudad: el Gran Canal iluminado por sus bulliciosas orillas.

Gran Canal iluminado por la noche

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario