Buscar

Datos finales de nuestro Crucero por el Mar Báltico

Presupuesto, hoteles y recomedaciones

Con todos los artículos de nuestro crucero por el Báltico ya terminados, llega la hora de hacer un resumen con todos los datos del mismo.

Como siempre hacemos, nos gusta exponer el presupuesto final así como nuestras recomendaciones con todo lo que nos ha gustado y lo que no nos ha gustado tanto, así que….vamos allá!!

Hoteles  escogidos

Aunque la chicha del viaje ha sido el crucero en sí, estuvimos 3 días antes en Estocolmo para poder ver esta bonita ciudad y sus alrededores. Además, puesto que los vuelos los tomamos en Barcelona, hicimos noche en Barcelona tanto a la ida como a la vuelta.

Novotel Sant Joan Despí

Puesto que nuestro vuelo salía bien temprano por la mañana, no veíamos factible viajar de noche con los peques hasta Barcelona. Creímos más conveniente hacer noche en Barcelona, para no tener que madrugar tanto al día siguiente. El hotel elegido fue el Novotel Sant Joan Despí.

Está situado a apenas 20 minutos en coche del Aeropuerto del Prat por lo que nos pareció muy cómodo en ese aspecto. De hecho, me dio la impresión de que la gran mayoría de la gente que estaba allí hospedada, estaba en la misma situación que nosotros.

El hotel está muy bien para ir con niños. Aunque la habitación donde estábamos no era demasiado amplia, cuenta con piscina y un jardín muy grande para que los peques puedan correr a gusto. Por supuesto, hicimos uso de la piscina, que por cierto estaba helada.

Nuestro hotel en Barcelona

Downtown Camper by Scandic

En los países nórdicos todo es caro y los hoteles no son una excepción. Nos costó muchísimo encontrar algún hotel que estuviese bien y que nos cuadrara en precio. Tras mucho buscar, finalmente dimos con el Downtown Camper by Scandic

Por cierto, os recuerdo que tenemos un descuento de 15€ de descuento en Booking siempre y cuando realicéis la reserva desde este enlace

Se trata de un hotel aparentemente orientado a mochileros, pero perfectamente apto para familias.

Nuestro hotel en Estocolmo

El hall que tiene es muy grande y da mucha sensación de amplitud.

Cuando reservéis este hotel, tenéis a vuestra disposición un montón de tipo de habitaciones: simples, doble, para familias, con ventanas, sin ventanas, …

En cuanto al desayuno, podemos decir que es uno de los mejores desayunos que hemos tomado en un hotel. No le falta de nada. Tienes a tu disposición frutas, dulces, salados, yogures, cafés, leche…de todo y muy sabroso.

Además, la comida que preparan es exquisita. Nosotros cenamos allí una noche, y aunque es algo caro, merece mucho la pena.

Cenando en el hotel de Estocolmo

Si volviésemos a Estocolmo, muy probablemente volveríamos a alojarnos en este hotel.

Presupuesto final del viaje para dos adultos y dos niños

Tras ver todo lo que hemos hecho en este viaje, llega el momento de ponerle nombre a todo esto. Como siempre decimos, este viaje puede ser más o menos caro en función de vuestros gustos y necesidades, aún así los datos que pongo a continuación son una buena estimación de lo que os podéis encontrar allí. Vamos allá.

Vuelos a Estocolmo desde Barcelona –> 657€

Seguro de Viaje –> 302.75€

Alojamientos –> 675€

Crucero –> 2585€

Comidas –> 364€

Peajes –> 71.85€

Combustible –> 95.2€

Parking –> 82.5€

Souvenirs –> 52€

Entradas –>6€

Transporte –> 9€

Guía San Petersburgo –> 245€

Si sumamos todo esto, obtenemos la cantidad de 5145€. Estamos hablando de un viaje de 14 días con un crucero por el Báltico de 8 días en pleno mes de Julio (junto con Agosto, el más caro) para 2 adultos y 2 niños. 

Nuestras recomendaciones personales

Tras un viaje de 14 días, muchas son las cosas que nos han gustado y otras tantas las que no nos han terminado de convencer. Me gusta hacer este tipo de resumen que seguro ayuda a alguien a decidirse por visitar una u otra cosa.

Latitudes que nos han encantado

Skansen. Estocolmo

Aunque en general, Estocolmo es una ciudad que nos ha maravillado, si tuviese que escoger un único lugar de la capital sueca, sin duda me quedaría con el museo Skansen que viéramos durante nuestra visita a la isla de Djurgården.

Preciosa casita rodeada de su jardín en Skansen

Es un espectacular museo al aire libre donde podréis ver cómo vivían antiguamente los ciudadanos de Suecia. Además de ver las construcciones típicas de la época, en muchas de esas construcciones hay gente perfectamente caracterizada que os mostrarán los distintos trabajos que se realizaban: orfebrería, panadería,…

Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada. San Petersburgo.

Fue el primer edificio de San Petersburgo que nos dejó con la boca abierta. Si el exterior ya era increíble (a pesar de los andamios), fue el interior en el que descubrimos como una construcción te puede dejar sin palabras

Millones de teselas se agrupaban para formar distintas figuras de índole religioso. No quedaba ni un solo centímetro cuadrado que no estuviese cubierto por una pequeña tesela.

Impresionante interior de la iglesia más bonita de San Petersburgo

Además, su espectacular altar no se quedaba atrás y conseguía dejarnos igualmente maravillado.

Nos encantó el Púlpito de la Iglesia del Salvador

Palacio de Catalina. San Petersburgo.

Si tuviese que quedarme con un solo palacio de San Petersburgo, esta sería mi elección.

Un espectacular palacio rodeado de jardines que fuera saqueado y destruido casi en su totalidad por el régimen nazi. Tras la Segunda Guerra Mundial, las autoridades rusas procedieron a su restauración. Damos fe de que el trabajo realizado es de 10.

Fachada del Palacio de Santa Catalina

Cada sala que se visita está perfectamente dispuesta para poder contemplarla sin perder detalle. Y es que la organización para visitar el palacio bien merece una mención. Aunque es un palacio con una alta demanda turística, han sabido organizar las visitas perfectamente de manera que cada sala tiene un cupo limitado de personas, lo que hace que no estés agobiado durante la visita con unos cuantos chinos a tu lado pegándote la cámara de fotos a la nariz prácticamente.

Salón principal del Palacio

A parte de la exquisita organización, la belleza del palacio no tiene parangón y cada sala que se visita es más bonita que la anterior, con una mención especial a la Sala de Ámbar. Sin palabras.

Así ha quedado tras la reconstrucción

Tallin

¿Qué decir de la pequeña capital de Estonia? Habíamos leído muy buenas reseñas acerca de ella, pero una vez más, la realidad superó a la ficción. De Tallin nos gustó todo, muy especialmente el Pasaje de Santa Catalina con su aspecto medieval.

Preciosa vista del Pasaje de Santa Catalina

También nos gustó muchísimo la ambientada plaza del Ayuntamiento. Un gran espacio abierto rodeado de bares y restaurantes donde degustar la cocina local. Además, el edificio del Ayuntamiento es uno de los más bonitos que hemos visto nunca.

El edificio del Ayuntamiento de Tallin nos encantó

Latitudes que no nos han gustado tanto

Helsinki

La verdad es que la capital finlandesa no ha terminado de engancharnos. Nos pareció una ciudad sin demasiado atractivo turístico. Aunque la parte del puerto no está nada mal, el resto es bastante pasable (o así nos lo ha parecido a nosotros). Tenemos un viaje pendiente a la Laponia Finlandesa que haremos tarde o temprano y probablemente haremos escala en Helsinki. Quizás, más adelante tengamos la oportunidad de redescubrir la ciudad en invierno.

Laura posando en la Plaza del Senado de Helsinki

Hermitage de San Petersburgo

Lo se, se que mucha gente está diciendo ahora mismo, «este está loco». Pues bien, aunque el museo en sí es una pasada, la organización del mismo deja mucho que desear. Los turistas que acceden a este museo se cuentan por miles. En Julio, que es cuando lo visitamos nosotros, era totalmente insoportable el estar más de 5 minutos en una sala. La gran afluencia de gente hace que no puedas ver una obra con un poco de tranquilidad. Era tal la cantidad de gente, que al cabo de 30-40 minutos, estábamos deseando terminar la visita. 

Conociendo el Hermitage desde el Río Neva

Este tremendo agobio lo percibían los niños y ellos, al igual que nosotros, estaban deseando salir al exterior, sólo que ellos lo hacían saber a base de llantos…

Estoy 100% seguro, que si visitase el museo con mucha menos gente, cambiaría mi percepción del mismo, pero la imagen que me llevé de él fue la de un lugar totalmente desorganizado y nada enfocado al disfrute del mismo, solo enfocado a la recaudación de dinero sin importar cuanta gente estuviese dentro.

Visita guiada por San Petersburgo

Como ya os comenté en su momento, para visitar Rusia es necesario visado excepto si sois cruceristas y cumplís unas condiciones. Entre ellas está la de visitar la ciudad con un guía local.

Para evitarnos todo el papeleo de los visados, contratamos una guía que nos enseñó la ciudad. No tengo ninguna queja ni de la guía en sí ni de la empresa con la que fuimos, Shorex. El único problema es el del estilo de la visita. Fue la primera vez que contratamos una guía (casi obligados por las circunstancias) y probablemente no lo volvamos a hacer. No me gusta nada escuchar eso de «en 10 minutos todos en el autobús» o eso de visitar todo corriendo porque se hace tarde para la siguiente visita. Al final estás más concentrado mirando el reloj para que no se te pase la hora, que disfrutando de lo que estás viendo.

Paseando por el palacio de Peterhof

La parte buena (porque no todo es malo) es que la guía normalmente conoce en profundidad lo que está mostrando y aprendes mucho más del lugar, como así fue en nuestro caso, pero a nosotros personalmente no nos compensa, preferimos ir un poco más a nuestro aire.

Opinión sobre el crucero

Como bien sabéis, este fue nuestra primera experiencia con un crucero. Aunque reconozco que al principio no me entusiasmaba la idea de viajar de esta manera, debo reconocer que no ha sido tan malo como esperaba.

El barco en sí es una auténtica pasada, muy cómodo y no se notó nada de nada el oleaje (aunque para ser sinceros nos hizo un tiempo estupendo). Las instalaciones son comodísimas y puedes hacer casi cualquier cosa que se te ocurra. Jugar en el casino, asistir al teatro, relajarte en un spa… son solo algunas de las cosas que podrás realizar a bordo. Para no perderte nada, todas las noches te dejan en el buzón de tu camarote el llamado Diario de A Bordo, en el que encontrarás todas las actividades que se realizan en el barco al día siguiente.

El teatro del Costa Mágica nos encantó!!

Un punto aparte merece hablar sobre la comida que se ofrece. Exquisita, abundante, deliciosa, son solo algunos de los adjetivos que me vienen a la mente ahora mismo. A los cocineros del barco no nos queda más remedio que darles un merecidísimo 10.

Desayunando por todo lo alto

Y ahora vamos al lío, ¿cómo es eso de viajar en crucero? Pues depende del crucero que se haga. En nuestro caso tenemos clarísimo que jamás haríamos un crucero que atracase en Roma, Barcelona, etc… durante unas pocas horas. No concibo visitar Roma en 6-7 horas ya que la mitad del tiempo te la vas a pasar haciendo colas. Sin embargo, Helsinki o Tallin son perfectamente abarcables en un día.

El mejor mirador de Tallin

En cuanto a San Petersburgo, dos días se quedan muy cortos ya que es una ciudad con un patrimonio increíble y necesitas mínimo 4 días para conocerla en condiciones. Es por esto que tenemos claro que nos gustaría volver a Rusia (esta vez por libre) y conocer el país en condiciones.

Os presento la fuente más bonita del mundo

En cuanto a Estocolmo, no os conforméis solo con visitarla el día de vuelta (o el de salida) del crucero. Es una ciudad ideal para dedicarle dos o tres días. Además, es muy recomendable dedicar algún día que otro a conocer sus alrededores, como hicimos en el precioso pueblo de Sigtuna.

Calle principal de Sigtuna

Ahora sí, llega el momento de poner punto final al viaje. Un viaje que recomendamos 100%. Un viaje en el que nos enamoramos de Estocolmo, Tallin y San Petersburgo, y aunque Helsinki nos dejó algo fríos, nos gustaría darle una segunda oportunidad cuando realicemos una visita en Navidad a sus latitudes más septentrionales en busca de Papá Noel y de las auroras boreales. Un viaje en el que descubrimos una nueva forma de viajar que no nos ha disgustado en absoluto. Un crucero que ha sabido ofrecernos lo mejor y que nos gustaría volver a repetir para sacarle el máximo jugo a sus instalaciones. Pero eso, ya será otra historia.

Posts Relacionados

4 thoughts on “

Datos finales de nuestro Crucero por el Mar Báltico

Presupuesto, hoteles y recomedaciones

  1. Mar

    Una duda: los niños, ¿cuánto pagan? Es decir, supongo que tendrán algún descuento por edades… no?

    Me encantan estos posts de prespuestos y sinceridad total 😀

    1. latitude

      Hola Mar, en el caso de Costa Cruceros los niños menores de 18 años solo pagan la tasa de embarque (en nuestro caso fue 200€) por niños.
      A mí también me encanta leer opiniones reales sobre los lugares. No me sirve de nada que alguien me diga que le gustó todo simplemente por «miedo» a enfadar a alguien jeje.
      Saludos!!

  2. Eva Maria

    Muchísimas gracias por este magnífico relato. Nosotros hacemos el mismo crucero el año que viene, también con dos niños de 10 y 12 años. Y nos quedamos dos noches más en Estocolmo coincidiendo hasta en el hotel que ya teníamos reservado.
    Hemos hecho ya varios cruceros pero este es el primero con ellos. Estoy deseando que llegue julio ya.
    Repito, muchas gracias porque está al mínimo detalle y seguiré vuestros pasos.

    1. latitude

      Hola Eva María, ya verás que os lo vais a pasar en grande. Estocolmo, Tallin y San Petersburgo son una pasada de ciudad. En cuanto al hotel de Estocolmo está genial y muy bien situado. Cualquier duda que tengáis, intentaremos ayudaros en lo máximo posible. ¡¡Saludos!!

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.