Buscar

Bioparc de Valencia – Día 3

Una visita imprescindible con los niños

Aunque a nosotros (Laura y Oscar) nos habría gustado más seguir conociendo los entresijos de Valencia, creímos oportuno hacer esta visita para que los niños (sobre todo Daniel) disfrutasen viendo animales (y nosotros disfrutando viendo su cara de felicidad jeje).

Aunque no somos muy partidarios de visitar lugares en los que los animales no gocen de libertad, reconocemos que en el Bioparc gozan de espacios bastante grandes para que los animales puedan ejercitarse. Además, las zonas estaban muy limpias y los animales tenían buen estado en general, por lo que creo que es una visita que merece la pena.

Nota: Evitad visitar lugares en los que los animales no estén bien tratados ni con unas condiciones mínimas de vida!!! No contribuyáis al maltrato animal, por favor.

Habíamos estado todo el día anterior diciéndole a Daniel que al día siguiente íbamos a ver animales y él sólo tenía en mente uno de ellos: el león. Teníamos muchas ganas de ver su cara la primera vez que viese al gran Rey de África.

Desde nuestro coqueto apartamento, cogimos el coche temprano para estar a primera hora en la entrada del recinto y así aprovechar al máximo nuestra visita al Bioparc.

Horario y precios del Bioparc de Valencia

El precio del ticket general es de 23.8€ para las personas a partir de 13 años y de 18€ para los niños entre 4 y 12 años (Enero 2018). No obstante, cuando nosotros lo visitamos había una promoción conocida como Biodías, consistente en  precio era único para todos (17€), excepto para menores de 4 años cuya entrada seguía siendo gratuita. De esos 17€, 1€ iba destinado a la fundación Bioparc que invierte el dinero en en proyectos de conservación in situ.

En cuanto a los horarios, debéis saber que Bioparc abre todos los días del año. Dependiendo de la época del año, la hora de apertura varía, así que para no volveros locos con tanto horario, os dejo la web oficial de Bioparc para que consultéis el horario de apertura según el día en que estéis interesados.

Como siempre recomendamos, está muy bien reservar vuestras entradas online ya que de esta manera os evitaréis las tan odiadas colas de entrada. Las podéis comprar desde este enlace. Si vais en coche y compráis las entradas online, el precio del parking es de 5€ todo el día.

A las 10:30 estábamos ya en la puerta de entrada del recinto con nuestras entradas imprimidas desde casa. A esa hora ya había mucha cola por lo que agradecimos enormemente haberlas comprado online.

Nada más entrar, te hacen la típica foto al lado de una figura de un gorila que podrás comprar a la salida.

Comenzamos a subir por un puente desde el que se obtiene unas estupendas vistas de la ciudad y nada más bajar comenzamos, ahora sí, nuestra visita propiamente dicha.

Valencia vista desde la pasarela del Bioparc

Hábitats del Bioparc

Está dividido en cuatro hábitats en los que contemplaremos una gran variedad de animales.

  • Sabana africana

¿Quién no ha visto alguna vez esos documentales de La 2 en los que se muestran esas impresionantes migraciones de animales en busca de alimento y agua? Pues bien, en este hábitat es donde podremos encontrar todos esos animales que seguro alguna vez hemos visto en la televisión. En este enlace podéis ver todos los animales de este hábitat que viven en el Bioparc.

  • Bosque Ecuatorial

Pasamos de la sabana al húmedo bosque ecuatorial, en donde encontraremos animales adaptados a vivir en condiciones de agua, humedad y muchos árboles. Aquí podéis ver los animal de este hábitat que viven en el Bioparc.

  • Humedales africanos

Aquí podremos ver todo tipo de animales adaptados a vivir en entornos anegados de agua. Desde el cocodrilo al hipopótamo pasando por todo tipo de ranas. Os dejo este enlace para ver los animales del Bioparc que viven en este entorno.

  • Madagascar

Por último, y no menos importante, nos encontramos con este espectacular hábitat que forma la isla de Madagascar. Aunque esta isla pertenece a África, lo cierto es que separó de ella hace unos 160 millones de años, durante los cuáles, los animales han evolucionado de manera distinta a los de África, siguiendo la teoría de Darwin. Tal es así, que el 80% son especies endémicas, es decir, sólo las podemos encontrar en este punto del planeta. Y aquí podéis ver los animales del Bioparc propios de Madagascar.

El primer entorno en el que nos paramos fue el de Madagascar donde los estirados flamencos nos daban la bienvenida.

Flamencos en el Bioparc

Tras los flamencos, teníamos muchas ganar de ver por primera vez en nuestra vida a los curiosos lemures. Para ello, hay que entrar a un recinto vallado (no se puede pasar con sillas de bebé) en donde podemos pasear junto a ellos. Vimos unos cuantos lemures encaramados en lo alto de los árboles mirándonos con unos ojos muy atentos. ¿No son preciosos?

Lémur mirando muy atento

Tras la visita a Madagascar (algún día seguro que visitaremos de verdad esta fantástica isla), era hora de visitar la sabana africana y ver por fin el tan ansiado león del que Daniel llevaba hablando unos cuantos días ya jajaja. Los animales de este hábitat del Bioparc están en un espacio bastante grande en el que pueden correr y ejercitarse.

Hábitat de la sabana africana

Los primeros que vimos fueron a los imponentes elefantes. Habría una manada de 6 o 7, y solo ver la cara de asombro de Daniel, ya mereció la pena el viaje entero.

Viendo a los elefantes

Tras ver los elefantes, pasamos a conocer a los pequeños y curiosos suricatas. Como curiosidad os contaré que las rayas que tienen en su pelaje son únicas para cada individuo (al igual que ocurre con nuestras huellas dactilares).

Pero qué curiosos son los suricatas

Tras esto, tocaba el turno de ver a todos los animales que se encuentra en el gran espacio de la sabana africana. Jirafas, leones, cebras y rinocerontes entre otros se dejaban ver para delicia de Daniel.

Rinoceronte descansando Cebras Jirafas comiendo

Tras esto, llegaba el turno de nuestros más cercanos ancestros. Hablamos por supuesto de los gorilas y los chimpancés. Pudimos ver un gran espalda plateada cuidando de toda su prole. Además, había un gorila pequeñito que era una auténtica preciosidad. Aunque en el Bioparc están bien cuidados, este animal hay que disfrutarlo en libertad, y confiamos en verlos alguna vez entre las nieblas de Uganda o el Congo…

Gorilas cuidando de su bebé

Tras esto, asistimos a una exhibición educativa de aves y mamíferos en donde nos explicaron algunas características de ciertos animales como el impresionante Maribú africano, uno de los carroñeros más grande del mundo.

Exhibición educativa para todos

Con esta pequeña exhibición, dábamos por finalizada nuestra visita al Bioparc en el que, a pesar de tener a los animales en cautividad, están muy bien cuidados o por lo menos, así nos lo pareció a nosotros.

Sin embargo, el día no finalizaba aquí, ya que queríamos acercarnos a un lugar que no nos había dado tiempo a visitar el día anterior en Valencia: las Torres de Quart.

Torres de Quart

Junto con las Torres de Serrano que viéramos el día anterior, son una de las dos puertas amuralladas que quedan de la ciudad. Su similitud con las de Serrano es evidente.

Fueron construidas a mediados del siglo XV por los maestros Francesc Baldomar y Pere Compte.

Son unas auténticas supervivientes, ya que han sabido mantenerse en pie a pesar de la Guerra de la Independencia de los franceses, la Guerra de la Sucesión, las guerras cantonales y la Guerra Civil Española. A día de hoy, son perfectamente visibles los cañonazos y disparos que los proyectiles dejaron en las torres.

La verdad es que cuando nos encontramos frente a frente con estas torres, nos impresionaron mucho más que las Torres de Serrano. La razón es ni más ni menos que por las heridas que a día de hoy se pueden ver en las torres como consecuencia de las guerras que han visto sus ojos.

Espectacular vista de los Torres de Quart

Por supuesto, al igual que ocurre con las Torres de Serano, las de Quart también son visitables.

Precios y horarios de las Torres de Quart

El precio es de 2€ de Lunes a Sábado. Los Domingos y festivos, el acceso es gratuito.

El horario es el siguiente:

  • De Lunes a Sábado: de 10:00 a 19:00
  • Domingos y festivos: de 10:00 a 14:00
  • En invierno se cierra en función de la luz del día

Ahora sí, el día llegaba a su fin y por extensión también esta escapada. Tres estupendos días en los que comenzamos a conocer los maravillosos pueblos de la Comunidad valenciana, su capital, Valencia y el Bioparc, lo que supone un planazo si vas con los más peques de la familia, porque al final, ver sus caras de asombro, no tiene precio.

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario