Portada de Gante
Bélgica

Escapada a Bruselas, Brujas y Gante

Covid mediante, este puente de Diciembre estaremos en Bélgica. La verdad es que, mientras escribo estas líneas, la incertidumbre es muy grande y no sabemos 100% si iremos finalmente ya que, la situación en Bélgica con respecto al coronavirus parece estar desmadrándose. No obstante, a modo de ayuda para futuros viajeros, he querido dejar por escrito una de las mejores escapadas que se pueden hacer con la Navidad asomando ya por el horizonte. Frío, nieve, mercadillos y el tremendo encanto de ciudades como Brujas y Gante son reclamo más que suficiente para visitar estas bellas tierras. ¿Queréis saber todo lo que 3 días pueden dar de sí? Pues seguid leyendo porque hoy os contamos nuestra escapada a Bruselas, Brujas y Gante.

¿Por qué Bélgica?

Hace ya muchos años, tuve el placer de descubrir Bruselas, Gante y Brujas junto a mis compañeros de Universidad y la verdad es que guardo grandísimos recuerdos de aquel viaje. Han pasado unos 17 años de aquella escapada a Bruselas en donde quedé fascinado no solo de la capital belga, si no también de ciudades sacadas directamente de un cuento como son Brujas y Gante. Hoy, 17 años después, quiero mostrarles a Laura, Daniel y Hugo las maravillas de este país y qué mejor época que cuando el frío, la nieve y los adornos navideños hacen acto de presencia. Me declaro fan de esos mercadillos navideños donde tomar un tentempié regado con un vino caliente (sí, soy un bicho raro jeje) mientras la música navideña suena de fondo al resguardo del frío invernal.

Mercadillo navideño

Creemos que Bélgica reúne todos los requisitos para pasar unos días en familia de lo más divertido.

Fechas de nuestra escapada a Bruselas, Brujas y Gante

Serán 3 días completos los que estaremos por aquellas tierras. Un vuelo de Ryanair nos dejará en Bruselas a las 20:20 del 7 de Diciembre mientras que otro vuelo nos devolverá a nuestra casa el 11 de Diciembre. Es decir, sin contar los días de viaje, serán 3 días completos para poder deleitarnos la vista, el oído y el gusto de las bondades belgas.

Planning del viaje

Visita a Bruselas

El primer día que estemos allí nos dedicaremos a conocer las maravillas de Bruselas. Lo primero que haremos será visitar el curioso Manneken Pis, una de las estatuas más conocidas del mundo. A mí personalmente me sorprendió muchísimo su reducido tamaño, la verdad es que no me lo esperaba así. Tengo ganas de ver la cara que pone Laura al verlo por primera vez.

El Manneken Pis serña una visita obligatoria en nuestra escapada a Bruselas

De ahí nos iremos andando a ver por fuera uno de los edificios que, visto desde fuera, bien podría ser un templo romano, hablamos por supuesto de la Bolsa de Bruselas y de sus dos impresionantes leones situados a ambos lados del edificio.

Ya que estamos por la zona, nos acercaremos a ver de cerca Les Halles de Saint-Géry, que se trata de un antiguo mercado transformado actualmente en un edificio en el que se combinan los bares y las galerías.

¿Sabíais que en Bruselas también existe la versión femenina del Manneken Pis? Pues así es. Conocida como Jeanneke Pis se encuentra a las espaldas de la Grand Place, justo en la calle de uno de los bares más famosos de Bruselas, el Delirium. Esta será otra de nuestras paradas en Bruselas.

Tras ver la Jeanneke Pis, y tomarnos alguna cerveza, nos acercaremos a recorrer las Galerías Saint Hubert, o lo que es lo mismo, las galerías comerciales más antiguas de Europa. En estas galerías, se agolpan bajo la bóveda de hierro y cristal, un sinfín de tiendas en donde degustar un chocolate caliente, un café y comprar alguna que otra joya.

Galería Saint Hubert en Bruselas

Y de ahí llegaremos al plato fuerte del día, la Grand Place. Condecorada con el galardón de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, es el auténtico icono de Bruselas. Si Europa fuese un palacio, muy probablemente, la Grand Place de Bruselas sería su salón de baile. La primera imagen que ves de la Gran Place queda para siempre guardada en la retina. Es como cuando ves por primera vez el Coliseo Romano, o la Plaza de la Ciudad Vieja en Praga, sabes que esas imágenes se van a quedar grabadas a fuego en tu memoria. Nos dedicaremos a recorrerla en diferentes momentos del día para ver todo lo que tiene que ofrecer.

La Grand Place de Bruselas es una visita obligatoria en toda escapada a Bruselas

Por último, nos acercaremos a visitar la Catedral de San Miguel y Santa Gúndula que se trata de la iglesia católica más importante de Bélgica. Gracias a la restauración que se llevó a cabo hace pocos años, la catedral luce como nueva y es incluso sede de bodas y coronaciones reales.

Visita a Gante

El día siguiente lo dedicaremos a conocer la encantadora Gante, ciudad que supuso una enorme sorpresa en mi anterior visita. Todo el mundo habla de las cualidades y la belleza de Brujas (y con mucha razón) pero poca gente habla de las mismas cualidades y la misma belleza de Gante, motivo por el que sorprende más que Brujas.

Empezaremos paseando por la avenida en la que existen 4 iconos de la ciudad a apenas unos pocos de metros de separación entre ellos. El primero será la bella catedral de San Bavón, patrón de Gante, que alberga en su interior el retablo de la «Adoración del Cordero Místico» de los hermanos Van Eyck, que posee el honor de ser una de las obras de arte más robadas de la historia. De ahí nos acercaremos a subir a la Torre Belfort para admirar Gante desde una privilegiada posición. Tras deleitarnos con las vistas de Gante, nos acercaremos a ver de cerca y deleitarnos con las vidrieras de la Iglesia de San Nicolás. Por último, en esta misma avenida nos asomaremos al puente de San Miguel para observar desde el mismo el río Lys a cuyos lados tenemos unas de las vistas más icónicas de la ciudad con los muelles de Graslei y Korenlei.

Iglesia de San Nicolás en Gante

Tras las espectaculares vistas de ambos muelles, bajaremos del puente para pasear tranquilamente por ellos con la única intención de admirar a fuego lento los emblemáticos edificios que se asientan a ambas orillas del río.

Muelles de Gante

De ahí, nos dejaremos perder por las preciosas calles empedradas con la intención de desembocar tarde o temprano en el Castillo de los Condes de Flandes, que presume de ser una de las fortalezas mejor conservada de Europa.

Pero una visita a Gante no estaría completa sin ver la ciudad desde sus canales. Por ello, tenemos la intención de tomar un barco turístico para ver la ciudad iluminada al caer la tarde. Una estampa que seguro no olvidaremos.

Visita a Brujas

Y llegamos a la joya de la corona. Brujas es la gran perla de Bélgica. Esa ciudad que no parece sacada de un cuento, si no que los cuentos parecen sacados de esta ciudad. Desprende belleza por los cuatro costados y, por lo tanto, no podíamos dejar de visitarla en esta época del año. Este será nuestro recorrido.

Puesto que el tren nos dejará al sur de la ciudad, comenzaremos dando un paseo hasta llegar al parque Minnewater que cuenta con un lago repleto de cisnes, sin duda, un excelente punto de partida de nuestro recorrido por Brujas. Después iremos a conocer el beaterio de Begijnhof, que se trata del lugar habilitado para que pudiesen vivir las mujeres huérfanas y las viudas. En nuestro viaje a Ámsterdam, ya conocimos el beaterio de Begijnhof, así que ya tenemos algo que comparar.

Parque Minnewater en Brujas

De aquí iremos a la plaza Grote Markt, o lo que es lo mismo, el corazón de Brujas. Esta plaza, rodeada de edificios históricos supone un punto ideal de inicio y fin de muchas de las rutas que se puede hace por Brujas. Por supuesto, admiraremos la torre Belfort y, si las fuerzas nos acompañan subiremos hasta arriba para poder Brujas en todo su esplendor.

Una de las plazas más bonitas del mundo es la Grote Markt de Brujas

Justo al lado se encuentra la plaza Burg, capaz de rivalizar en belleza con Grote Markt con edificios tan espectaculares como el Ayuntamiento del siglo XIV o la basílica de la Santa Sangre, compuesta por dos plantas con una iglesia en cada una de ellas.

Tras ver la plaza, recorreremos el paseo peatonal de Groenerei donde estamos seguros que nuestra cámara de fotos tendrá que hacer horas extras para captar tanta belleza. Este paseo termina en una de las zonas más bonitas y más concurridas de Brujas, el muelle del Rosario, desde el cuál se realizan muchas de las fotos que aparecen en los catálogos de viajes.

Canal de Groenerei en Brujas

La última visita será la iglesia de Vrouwekerk, famosa por dos cosas: por tener la segunda torre de ladrillo más alta del mundo y por albergar en su interior la Madonna, escultura de Miguel Ángel.

Para finalizar con este espectacular recorrido, al igual que vamos a hacer en Gante, intentaremos subir a un barco turístico para obtener una nueva perspectiva de todo lo que acabamos de ver y que será el broche de oro de este viaje.

Hace ya algún que otro año que no hacemos este viaje para empaparnos del ambiente navideño de otros países y la verdad, es que tenemos una maleta repleta de ganas e ilusiones de poder llevarlo a cabo. ¡¡Bélgica, allá vamos!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.