Buscar

Templo Pura Besakih, bienvenidos al corazón de Bali

Después de la gran cantidad de templos que habíamos visto durante estos últimos días en Bali, quisimos dejar para el final el más importante de todos, el templo Pura Besakih o, también conocido como, Templo Madre. Cuando el sobrenombre de un templo es Madre, ya se puede intuir de qué estamos hablando. Pura Besakih es para los balineses lo que el Vaticano para los cristianos o lo que La Meca para los musulmanes, el lugar religioso más importante de la isla.

Desde el punto de vista del turista, este templo puede llegar a ser un poco cansino debido a la gran afluencia de turistas que lo visitan y a la incansable “cansinez” de los guías locales que intentan engañarte por todos los medios para que hagas la visita con ellos (más adelante os cuento los trucos que usan). A pesar de todo, se trata de una visita totalmente imprescindible para terminar de cerrar el círculo de templos balineses, no sólo por lo que representa el templo en sí, sino también por el increíble entorno en el que se encuentra.

Además, durante este día también nos dió tiempo a visitar algunos otros lugares que hicieron de este día uno de los mejores de nuestra estancia en esta mágica isla.

Visitando el pueblo de Penglipuran

Cuando nuestro guía nos comentó acerca de visitar un pequeño pueblo al que no van demasiados turistas, no lo dudamos ni un instante. Bali, es un lugar muy turístico y eso hace que, a veces, pierda esa magia que indudablemente tiene. Por eso no está de más, de vez en cuando, visitar algo poco turístico (o por lo menos lo era allá por 2013) que no nos haga perder la esencia del viaje.

Calle principal de Penglipuran

Penglipuran es un pequeño pueblecito ordenado en torno a su calle principal a la que se asoman infinidad de templos (según nos comentó nuestro guía, cada casa en Bali tiene su pequeño templo). Cuando nosotros lo visitamos, la vida aquí discurría de manera muy diferente al resto de la isla. Aquí no había ni un solo turista. Los niños, perfectamente uniformados iban camino del colegio totalmente ajenos a nuestra presencia, o eso creíamos nosotros…

Niños preparados para el cole en Penglipuran

Nuestro guía, previo permiso, nos invitó a adentrarnos en una casa particular para verla por dentro y allí pudimos observar nuevamente la extrema amabilidad de los balineses que no pusieron objeción alguna para que dos desconocidos visitasen su modesta casa (imaginaos esa situación en España).

Una casa cualquiera de Penglipuran

Tras salir de la casa, seguimos nuestro periplo por el pueblecito cuando nos dimos cuenta que un niño de unos 5 años nos seguía a cierta distancia. El niño, muy curioso él, lo único que quería era ver a esos intrusos que se habían adentrado en su pueblo. Tras charlar con él, gracias a nuestro guía, nos estuvimos haciendo unas fotos y, enseguida, se nos acercaron otro grupo de niños para ver qué se cocía por allí. La verdad es que fue un momento muy bonito.

Simpático niño de Penglipuran

Posando con nuestros pequeños amigos de Penglipuran

Tras estar un rato jugando con los niños, seguimos nuestro paseo por el pueblo y llegamos al conocido como Bosque de Bambú. Se trata de una extensión no muy grande plagada de esta curiosa y útil planta. Aunque lleve la palabra Bosque, no os preocupéis ya que no tendréis que adentraros machete en mano por un tupido bosque de bambú. Los balineses han construido un camino asfaltado (lo cual hace que pierda la gracia) por el que pasear tranquilamente mientras observáis y fotografiais esta elástica planta. Si os digo la verdad…nada del otro mundo.

Un curioso boque de bambú al norte de Penglipuran

Ahora sí, tras esta agradable visita a Penglipuran, tocaba el plato fuerte. La Madre de todos los templos balineses nos esperaba. Poníamos rumbo a Pura Besakih.

Pura Besakih, el corazón de la religión balinesa

Tras subirnos al coche, nuestro guía ponía rumbo a Pura Besakih. Situado a las faldas del volcán Agung, domina toda la ladera del monte desde su privilegiada posición. Una de las razones por las que los balineses adoran tanto este templo es debido a que, tras la erupción del volcán Agung en el año 1963, el complejo de templos que conforma Purah Besakih logró salir ileso de tal desastre. Desde entonces, los balineses creen firmemente que este templo los protege y es un templo muy venerado por la población. Prueba de ello es la gran afluencia de fieles que hay prácticamente todos los días realizando sus ofrendas.

Fieles camino de sus ofrendas en Pura Besakih

La única pega de este lugar es la gran afluencia de turistas que tiene y, debido a ello, los guías locales intentan aprovecharse y sacar tajada de la situación. Una excusa muy frecuente que te dirán es que no se puede visitar el templo por uno mismo sin la ayuda de un guía. Esto es totalmente falso. Lo único a donde no podréis acceder es al interior de los templos en sí (ni aquí ni en ningún otro templo de Bali).

Aún así, es muy recomendable ir con un guía ya que, de lo contrario, lo único que veréis es un lugar muy bonito y os perderéis todo lo que ese lugar significa. Y creedme que, eso en Bali, es perderse demasiado.

Pura Besakih a nuestras espaldas


Precio y horario del templo

El horario durante los 365 días del año es de 08:00 a 17:00.

El precio es de 60000 IDR (unos 3.5€, Julio 2020).


Tras pagar la entrada y colocarnos el sarong (es obligatorio llevarlo ya que no está permitida la entrada en pantalón corto. Si no lo tenéis, no os preocupéis ya que todos los templos disponen de sarongs para prestarte) accedimos por fin al recinto.

Me es difícil explicar con palabras lo que allí vimos, no sólo por la belleza del lugar en sí, sino por el fervor de los fieles que parecían hormiguitas cargadas con sus ofrendas a sus queridos dioses. Si a ello sumamos el tenue olor a incienso y la música balinesa de fondo, creedme que el momento es algo que recordaréis para toda la vida.

Comenzamos a subir las preciosas escaleras de Pura Besakih

Si nos ponemos estrictos, Pura Besakih no es un único templo sino que se trata de un complejo de, nada más y nada menos, que 23 templos. Sin embargo, uno de ellos es el que ha cogido fama mundial y el que aparece prácticamente en cualquier catálogo de viajes en los que se anuncie esta pequeña perla de Indonesia. Hablamos de Pura Penataran Agung Besakih y lo reconoceréis fácilmente por sus 8 preciosas terrazas y su monumental escalera uniendo a todas ellas.

Maravillosa estampa de Pura Besakih

Desde arriba, dejando de lado los preciosos templos, las vistas de las que disfrutaréis son simplemente de otro mundo. A vuestros pies, una ingente cantidad de naturaleza, quedará mezclada con los afamados campos de arroz. Todo ello, por supuesto, tapizado de una infinita gama de color verde.

Increíbles vistas desde lo alto de Pura Besakih

Allí arriba, en cualquiera de sus 23 templos, podréis disfrutar de un fervor religioso al que probablemente no estéis acostumbrados. La gente, realiza sus ofrendas, reza, ríe y habla en tono amigable con el que tiene al lado. Un espectáculo realmente digno de admirar.

Me vais a permitir que os de dos consejos. El primero de ellos es ser totalmente respetuoso ya que los fieles que realizan sus ofrendas casi a diario no son ninguna atracción de feria. El segundo de ellos es que os olvidéis de los relojes y disfrutéis de este templo hasta que os canséis. Pura Besakih es como ese delicioso café tomado con la mejor compañía, merece ser disfrutado sin ninguna prisa.

Observando los rezos de los fieles en Pura Besakih

De ahí cambíabamos radicalmente el rumbo para ver uno de los templos más desagradables de Bali. Goa Lawah nos esperaba. Bienvenidos al templo de los murciélagos.

Goa Lawah, el templo de los murciélagos

Bali, es una isla de contrastes en todos los aspectos. Lo mismo estás disfrutando de un solazo por la mañana y, en cuestión de minutos, el tiempo se cierra y cae una buena cortina de agua. Lo mismo estás en la playa por la mañana, y por la tarde estás ascendiendo un volcán. Pues bien, en lo que se refiere a los templos, no iba a ser diferente. Lo mismo estás visitando el templo más importante y bonito de Bali, y en una hora estás en un templo rodeado de miles y miles de murciélagos.

Estos es lo que ocurre en el templo de Goa Lawah. Ya os aviso que, si estos pequeños animales os dan respeto…no sigáis leyendo jeje.

Hablamos del templo más antiguo de Bali, datado en el siglo XI. Como casi todo en Bali, también existe una leyenda en torno a Goa Lawah. Los habitantes de Bali creen firmemente que dicho templo está conectado con el volcán Agung e, incluso, con el templo Pura Besakih que acabábamos de visitar. Pero incluso, las leyendas van más allá. También creen que esos supuestos pasadizos están habitados por la naga Basuki (personaje de la mitología hinduista con forma de serpiente). De ahí, que dicho templo se asocie con la muerte (o para ser más exactos, con la vida después de la muerte).

Los murciélagos son los habitantes de excepción en Goa Lawah


Precio y horario del templo

El horario durante los 365 días del año es de 08:00 a 18:00.

El precio es de 15000 IDR (unos 0.9€, Julio 2020).


Dejando de lado sus peculiares habitantes, el templo en sí, no es que merezca demasiado la pena (por lo menos a nuestros inexpertos ojos). Simplemente está formado por una serie de pequeños templos que, una vez visto todos los templos más conocidos de Bali, la verdad es que no te sorprende en absoluto.

Entrada principal de Goa Lawah

Así que solo os recomendamos visitarlo si se cumple alguna de estas dos premisas:

  • Os pilla de paso y hacéis un alto en el camino para verlo
  • Es de los primeros templos que visitáis en vuestro viaje a Bali

Tras esta corta visita, el día llegaba a su fin y casi casi nuestro precioso viaje a Japón y Bali. Ya solo restaba pasar un agradable día visitando Ubud, el mejor pueblo para alojarse en Bali. Os lo contaremos en la próxima entrada. Hasta entonces!!

 

Organiza tu escapada al templo de Bali

🏥 Viaje siempre con seguro con Iati Seguros y obtén un 5% de descuento si lo contratas desde este enlace

📚 No te pierdas detalle con esta guía de Bali

🥾 ¿Buscas inspiración para organizar tu viaje? Échale un ojo a nuestro planning por Japón y Bali y seguro que encuentras alguna idea

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.