Los acantilados de Moher desde la torre O'Brien
Irlanda

Presupuesto y recomendaciones de un viaje a Irlanda

Pues con todos los artículos de nuestro viaje a Irlanda ya finalizados, toca hacer un pequeño resumen  del viaje. Desde que comenzamos el blog allá por 2016, sin ninguna duda estos son los artículos que más leéis en nuestra web y es algo totalmente entendible. Lamentablemente, ni el tiempo ni el dinero es infinito por lo que necesitamos hacer una búsqueda más o menos completa de todo lo que ofrece el país o la zona que queremos visitar y, lo que es más importante, debemos tener en cuenta si se trata de un viaje que se adapta a nuestras posibilidades. Así que, si alguien está pensando en visitar Irlanda, aquí os dejo nuestras recomendaciones personales así como el presupuesto para un viaje a Irlanda de dos semanas para dos adultos y dos niños.

Lo que no nos ha gustado tanto

Como en todo viaje, siempre hay algo que no nos ha llamado mucho la atención, bien sea porque realmente el sitio no merece mucho la pena o porque no es lo que creíamos que era. Como siempre digo, esto es totalmente subjetivo y, lo que para nosotros puede ser una pequeña decepción, para vosotros puede ser la revelación del viaje. ¡¡Esto es lo bonito de viajar!!

Murales de Belfast

Para poder disfrutar al 100% de la visita a los murales de Belfast, es necesario primero haber leído acerca del conflicto norirlandés para poder entender toda la simbología que se esconde tras los murales. Por supuesto, podéis visitarlos sin saber nada al respecto, pero la visita queda algo desvirtuada porque lo único que verán tus ojos serán una serie de murales más o menos bonitos que no llegas a entender.

Murales en el muro internacional de Belfast

En nuestro caso, hice los deberes en casa y leí acerca del conflicto norirlandés para entender ambos puntos de vista. Aún habiendo hecho las lecturas obligatorias, los murales no me terminaron de sorprender principalmente debido a que estos murales suelen estar pintados en unas calles bastante anodinas y por las que no te haría mucha gracia pasar a altas horas de la noche. Quizás por el entorno o quizás porque me faltó profundizar más con la lectura, fue una visita que no me terminó de llamar.

Londonderry

Aunque se trata de una ciudad perfecta para un día, lo cierto es que no tiene demasiado que ver y, si la visitas sin niños (lo cuál hará que la visites mucho más rápido), pues se te quedará bastante corta. Además de la duración de la visita, que no tiene por qué ser un factor importante, lo cierto es que la ciudad en sí, a nuestro juicio no nos llamó demasiado la atención y es una visita que probablemente no repetiríamos en el futuro.

Ayuntamiento de Derry visto desde el Puente de la Paz en Derry

Castillo de Dunguaire

Si por algo es conocida Irlanda es por la cantidad ingente de castillos que pueblan su territorio. Desde el precioso Castillo de Glenveagh situado en medio de una exhuberante naturaleza hasta el Castillo de Blarney en un entorno idílico con preciosos jardines, todos y cada uno de ellos merecen una visita.

Aunque es cierto que el castillo de Dunguaire no es ni mucho menos feo, pero comparado con el resto que habíamos visto hasta entonces, se quedaba un paso por detrás. Si a ello le sumamos los 8€ por persona que nos costó la entrada teniendo en cuenta que es un castillo que se ve en apenas 15 minutos, hizo que nos pareciese una visita algo descafeinada. Eso sí, el paisaje que lo rodea es increíble (como todo en Irlanda).

Imponente estampa del castillo de Dunguaire

Ni fú, ni fá

Aquí os vamos a contar lo que para nosotros son visitas que si bien merecen la pena dedicarles un poco de tiempo, es algo que si no lo visitáis tampoco es que os perdáis gran cosa (siempre hablando de nuestro punto de vista, que no se me enfade nadie).

Dolmen de Poulnabrone

Respecto al dolmen de Poulnabrone tenemos sentimientos encontrados. Por un lado, el simple hecho de pensar que estamos ante una construcción de más de 4000 años te pone los pelos de punta. Por otro lado, el dolmen en sí (dejando de lado su historia) no tiene demasiado encanto y esto hace que le falte algo para ser una visita estrella, por lo que creo que este es el apartado justo en donde situar esta visita.

Dolmen de Poulnabrone visto de cerca

Castillo de Blarney

He estado dudando hasta el último momento en si debía colocar este castillo en el apartado “Ni fú ni fá” o en el de “visitas imprescindibles”. Cuando uno visita un castillo, espera ver…pues eso…un castillo. Pero este no es el caso del castillo de Blarney. Este castillo queda reducido simplemente a un torreón donde se encuentra la famosa piedra de Blarney junto con alguna que otra sala, pero no mucho más. Sin embargo, el enclave en el que se encuentra es simplemente precioso rodeado de verdes y floreados jardines que animan mucho la visita. Sin embargo, la falta de un castillo como tal, hace que no llegue a la categoría de visita imprescindible.

Bonitas vistas de la torre de Blarney

Visitas imprescindibles

Y llegamos al apartado que más nos gusta. Ese apartado en donde tiene cabida lo mejor de lo mejor, aquello que consideramos totalmente IMPRESCINDIBLE en cualquier visita, en este caso, a Irlanda.

Si solo dispones de unos pocos días en la isla esmeralda, entonces estás en el lugar adecuado. Coge papel y lápiz y apunta los lugares que te comentamos a continuación.

Biblioteca del Trinity College en Dublín

Sublime, apoteósica, maravillosa, escandalosamente bella…¿sigo? No hay palabras para definir la que, hasta la fecha, es de largo, la biblioteca más increíble que hemos visto. Miles y miles de libros perfectamente ordenados en sus centenarias estanterias dispuestos a ser descubiertos por los estudiantes de la Universidad. La Long Room (como es conocida la sala más bella de la biblioteca) contiene además un arpa datada en el siglo XV realizada en madera de roble y sauce y con 29 cuerdas de latón y que se ha convertido en el logo de la archiconocida cerveza Guinness.

Por si todo esto fuera poco, en una sala aparte se encuentra el legendario Libro de Kells, aquel que escribieran unos monjes celtas hacia el año 800 de nuestra era y que, milagrosamente, ha sobrevivido hasta nuestros tiempos. Sin duda alguna es una visita totalmente imprescindible en vuestro paso por Dublín.

Increíble la Long Room de la biblioteca

Museo Titanic de Belfast

Corría el año 1997 cuando un fenómeno cinematógrafico llegaba a nuestras pantallas. Un jovencísimo Leonardo Di Caprio y una guapísima Kate Winslet daban vida respectivamente a Jack y a Rose, una pareja que dieron rienda suelta a su amor abordo del transatlántico más grande construído hasta la fecha, el RMS Titanic.

Esa película, desató en mí las ganas de conocer más acerca de la triste historia del Titanic y, desde entonces, me considero un enamorado de todo lo que rodea a este legendario buque. Cuando decidimos visitar Irlanda, tenía claro que había un lugar al que teníamos que ir sí o sí. Y es que, en Belfast, se encuentra el que fuera considerado en 2016 como mejor atracción turística de Europa, el Museo Titanic.

Vista exterior del Museo Titanic de Belfast

Estéticamente es una auténtica maravilla y, por dentro, está perfectamente estructurado para entender, comprender y visualizar todo lo que rodeó al Titanic, desde el momento de su construcción hasta la noche del fatídico 14 de Abril de 1912. Además, es posible pasear por el muelle en el que se construyó y botó al mar (una línea metálica incrustada en el suelo dibuja exactamente el contorno que ocupaba el Titanic durante su construcción).

Si sois unos apasionados del legendario Titanic, es una visita obligatoria y, si no lo sois, es igualmente una visita obligatoria que te enganchará a la leyenda del que decían, era un buque insumergible.

Calzada de los Gigantes

Son muchos años los que llevamos viajando por el mundo y en numerosas ocasiones nos ha ocurrido que, llevamos una idea en la cabeza de que lo que vamos a ver es maravilloso y luego nos decepciona en mayor o menor medida. Pues bien, estad tranquilos porque esto no es lo que os va a ocurrir con este lugar.

“Desconocemos” si estas maravillosas piedras hexagonales están allí debido a la expulsión y repentino enfriamento de la lava tal y como afirman los científicos o de si se trata de las piedras chafadas de los gigantes Finn y Staffa tal y como afirman las leyendas. De una manera u otra el resultado es abrumador y es uno de esos lugares de los que te esperas mucho y te llevas aún más. Probablemente es el lugar que más nos gustó de todo nuestro viaje.

No me digáis que no desprende belleza!!

Glen Gesh Pass, el tesoro oculto del condado de Donegal

Reconocemos que nunca habíamos oído hablar de este pequeño tesoro oculto de Irlanda. Fue leyendo diversos blogs de viajes cuando nos topamos de lleno con esta maravilla. Se trata de una carretera de unos 26 kilómetros que se extiende desde la localidad de Ardara hasta la de Gleann Cholm Cille. Es de esas carreteras rodeadas de una naturaleza tan abrumadora que te cuesta creer que alguien ni siquiera se haya molestado en intentar abrir un paso a través de estos montes y valles. Gracias a aquellos valientes, hoy podemos disfrutar de este recorrido que, para nosotros supuso el definitivo enamoramiento de Irlanda y sus paisajes. Recordad, anotad con letras doradas las palabras Glen Gesh Pass.

Glen Gesh Pass, una de las mejores atracciones del condado de Donegal

Acantilados de Moher

Creo que a nadie le resultará nada extraño ver este nombre en nuestra lista de paisajes imprescindibles de Irlanda.

Probablemente, los acantilados de Moher son a Irlanda lo que la Torre Eiffel es a Francia o lo que el Big Ben es al Reino Unido, todo un símbolo del país. La única diferencia es que el símbolo del país no ha sido obra del ser humano sino de algo mucho más inteligente que este, la Madre Naturaleza. Es espectacular ver las caídas verticales de vértigo que se desploman sobre el embravecido Océano Atlántico.

La única pega es la gran cantidad de gente que os encontraréis en vuestra visita y que puede hacer que quede algo deslucido, pero aún así se trata de una visita totalmente imprescindible.

Enamorados de los acantilados de Moher

Acantilados de Kerry

Muy probablemente no hayas oído hablar nunca de estos acantilados y, si os somos sinceros, nosotros tampoco habíamos oído hablar de ellos cuando empezamos a planificar el viaje.

Situados en el conocido como Anillo de Kerry, son unos acantilados que muchas veces pasan totalmente inadvertidos por el turista y eso hace que no os encontréis demasiada gente en vuestra visita. He ahí donde radica su magia. Un lugar increíble y que prácticamente visitaréis con muy poca gente.

Además, dejando de lado los acantilados en sí, el lugar es precioso con grandes llanuras encuadradas por los acantilados y por las montañas. Sin lugar a dudas, el gran descubrimiento del viaje.

Unos de los acantilados más bonitos de Irlanda

Y ahora hablamos sin tapujos y nos centramos en el tema económico, ese gran lastre que para muchos de nosotros supone la barrera entre poder o no poder visitar un lugar. Os dejo con el presupuesto de este viaje tal y como os lo hemos ido contando en los numerosos artículos.

Presupuesto de un viaje a Irlanda

Desde que comenzamos nuestra andadura en esto de los blogs de viajes allá por el año 2016, hemos comprobado que los artículos que más suelen gustar son en los que especificamos los gastos del viaje. Así que, para seguir con la tradición, aquí va el presupuesto de nuestro viaje teniendo en cuenta las dos siguientes premisas:

  • Número de personas: 2 adultos y dos niños (2 y 4 años)
  • Nada de agencias de viajes, todo organizado por nuestra cuenta
  • Duración del viaje: 14 días
  • Fechas del viaje: Del 21 de Julio al 04 de Agosto de 2019

Con todo esto, este es el resultado final:

  • Seguro de viaje: 111.72€
  • Alojamientos: 1701.25€
  • Vuelos Alicante – Dublín: 1115.2€
  • Comidas: 404.3€
  • Coche de alquiler: 583.41€
  • Combustible: 140€
  • Transporte público: 33.3€
  • Entradas: 233€
  • Regalos: 23€
  • Parking aeropuerto: 50.4€

Si sumáis todo, la cifra resulta ser de 4395.58€.

Como siempre decimos, esta cifra se puede reducir o ampliar en función de nuestras necesidades pero consideramos que es un precio bastante realista para el viajero medio con dos niños.

Ahora sí, damos por finalizado los artículos de Irlanda. Por supuesto, si queréis más información acerca de este o de cualquier otro destino, podéis poneros en contacto con nosotros a través de nuestras redes sociales o de nuestro email (info@latitudesinfinitas.com).

 

Organiza tu escapada al  Irlanda

🏥 Viaje siempre con seguro con Iati Seguros y obtén un 5% de descuento si lo contratas desde este enlace

📚 No te pierdas detalle con esta guía de Irlanda

🥾 ¿Buscas inspiración para organizar tu viaje? Échale un ojo a nuestro planning por Irlanda e Irlanda del Norte y seguro que encuentras alguna idea

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.